viernes, 14 de marzo de 2008

Foro en Universidad Jorge Tadeo Lozano llama a luchar por acuerdo humanitario

http://www.pacocol.org/
Bogotá- No desmayar en la lucha por el intercambio humanitario en Colombia y entender que el canje de prisioneros no significa la paz, sino, que debe ser considerado como un paso imprescindible para llegar a ella, fue una de las principales conclusiones del foro realizado este jueves 13 de marzo en la Universidad Jorge Tadeo Lozano en el marco del homenaje nacional al ex presidente Alfonso López Michelsen convocado por la Corporación Darío Echandía, entre cuyos expositores estuvieron el ex –Procurador Alfonso Gómez Méndez; Luís Carlos Restrepo, Alto comisionado para la Paz; Carlos Lozano Guillén, Director del periódico VOZ y dirigente del Partido Comunista Colombiano; Marc Chenik, politólogo estadounidense; Natalia Springer, politóloga y José Fernando Isaza D, Rector de la U. Tadeo Lozano.


Durante las deliberaciones del encuentro el Alto comisionado para la Paz dedicó parte de su intervención a justificar la nula voluntad política oficial para sentarse con los voceros de las FARC a pactar el canje por considerar “que esa es una estrategia de la guerrilla para fortalecerse política y militarmente” y colocó un nuevo obstáculo a esta exigencia nacional: “Debe haber un previo acuerdo entre los ciudadanos y ciudadanas para entonces si llegar a acuerdos con la guerrilla, el gobierno está dispuesto a construir escenarios para dar amplios debates con la ciudadanía”.


El “doctor ternura” y el ejecutivo nacional siguen creyendo en la derrota militar de la insurgencia colombiana. En su exposición trató de demostrar que la comandancia de las FARC están perdiendo el mando sobre sus unidades guerrilleras, relató sobre las “cartas y documentos” encontrados en los computadores portátiles del Comandante Raúl Reyes, la supuesta vinculación insurgente con el narcotráfico y el debilitamiento por sustracción en la filas combatientes.


El médico siquiatra y el presidente Uribe no aceptan la realidad de la guerra interna colombiana ni la existencia de un ejército rebelde en las montañas; Para resolver el conflicto interno a las autoridades sólo les basta el marco jurídico existente, el mismo que aplican con mañas a los mafiosos narco-paramilitares para la impunidad de los crímenes de lesa humanidad, no hay que hacerle mas modificaciones a la constitución y las leyes, según el criterio oficial.


También se esforzó el comisionado en diferenciar el modelo de “Seguridad democrática” de los modelos de la doctrina de la seguridad nacional como el de Turbay Ayala, por ejemplo, e insistió en el respeto de la pluralidad, vigencia de los derechos Humanos y plenas libertades democráticas del gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez.


Carlos Lozano Guillén, ex facilitador para la paz, refutó las diatribas oficiales demandando al gobierno por su interés en ocultar las violaciones a los derechos fundamentales, genocidio político contra la izquierda, el sindicalismo y las comunidades indígenas. “El gobierno colombiano tiene que garantizar que esos crímenes horrendos del terrorismo de estado nunca se vuelvan a ocurrir en las tierras colombianas” Dijo


En Colombia no se ha podido avanzar en la solución a este asunto porque no ha existido voluntad de las partes, han promovido inamovibles desde ambas partes, en este momento pueden ser muy útil los aportes de los facilitadores y el grupo de países amigos de la paz de Colombia, indicó.


Acuerdo humanitario sigue siendo el tema del día


El encuentro hizo un reconocimiento a los esfuerzos de ex - presidente López Michelsen por el acuerdo humanitario. En palabras del politólogo estadounidense, Marc Chenik, quien lleva 28 años estudiando el conflicto colombiano, las reiterativas violaciones a los derechos humanos, asesinatos de opositores al gobierno han conducido a fracasos de los procesos e intentos de acercamientos para alcanzar la paz. “Son Fracasos en los esfuerzos por la paz, con grandes costos y que profundizan la guerra interna” señaló.


El norteamericano criticó a los políticos de elites gobernantes por su interés en ganar la guerra mediante soluciones propiamente militares. “es lamentable que los políticos se orienten por la vía de la guerra” sostiene.


Precisamente, la presión de las víctimas, sus denuncias contundentes y la erguida posición del Dr. López Michelsen hicieron que la comunidad internacional fijara su atención y su mirada en la situación colombiana. “Eso llevó a la comunidad internacional a poner sus ojos en el conflicto más que la zona desmilitarizada de San Vicente del Caguán” asevera el investigador de la Georgetown University de Washington D.C. y autor del libro .


Fue enfático en calificar de lamentable la decisión del presidente Uribe cuando desautorizó la facilitación adelantada por la senadora Piedad Córdoba y el presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías, reconoció los avances logrados por estas personalidades al establecer una relación directa con las FARC, y al adelantar, en el caso de Piedad Córdoba importantes gestiones ante los integrantes del Partido Demócrata de los Estados Unidos.


Marc Chenik llamó a creer en la tesis de López Michelsen cuando sostiene que ninguno de los contendientes puede derrotar al otro. “Creo que los golpes propinados por el gobierno a las FARC con la muerte de los comandantes guerrilleros Raúl Reyes e Iván Ríos no ha cambiado nada la situación del conflicto y que aún es oportuno resolverlo a través de la negociación y las salidas políticas. Un proceso de paz es una oportunidad para que este país pueda ir a las causas que originan la guerra y atacarlas” señala.


El investigador asegura que no le ve ninguna problema al despeje de una región en Colombia por 45 días como lo pide la guerrilla. “Así sabremos cuales son las propuestas de las FARC y si son serios realmente sus discursos”.


Volver a página principal