viernes, 25 de abril de 2008

FORO DERECHOS HUMANOS EN UNIVERSIDAD DEL TOLIMA, HABLA DIRECTOR DE VOZ

Por Nelson Lombana Silva

El foro nacional por el derecho a la vida y a la libertad de expresión convocado por la universidad del Tolima, ante las continuas amenazas de grupos paramilitares, (águilas negras) se viene desarrollando en el coliseo de esta universidad de la ciudad de Ibagué.

En horas de la mañana intervinieron: Diego Reyes, en representación de la Defensoría del pueblo, Pedro Antonio Varón, presidente de la CUT regional y varios estudiantes de diversas facultades. En horas de la tarde, lo hizo el compañero Carlos A. Lozano Guillén y un docente de comunicaciones de este centro educativo.

Reyes, en su intervención, se comprometió a seguir acompañando la solicitud de los estudiantes y la universidad, asumiendo el compromiso del acompañamiento permanente.

Pedro Antonio Varón, por su parte condenó la política de la "seguridad democrática" del presidente Uribe, denunció los nexos del paramilitarismo con un sector del militarismo. "Lástima que en colombia el pensar, el arte, la cultura y la creatividad de la juventud se penaliza con la muerte", dijo.

El dirigente sindical señaló el terrorismo de estado como una constante, que ha originado, en lo que va del presente año, el asesinato de 22 sindicalistas, varios desaparecidos, 2.597 asesinados, desde que se fundó la CUT y el 97% de impunidad.

"Por eso, agregó, la salida es política, no militar, resolviendo las causas que originaron la insurgencia". Retó a las "águilas negras" a salir a la plaza pública a debatir civilizadamente y no asumir la posición cobarde de ampararse en un correo electrónico para sembrar el miedo, el terror y la incertidumbre entre los jóvenes y el pueblo en general.

"Uribe está interesado en darle todas las garantías a las transnacionales y en desarrollo de la fase dos del plan colombia viene desarrollando el denominado plan "fin del fin", que significa invertir más del 6.5% del producto interno bruto, PIB, en detrimento de la actividad social", destacó.
Rechazó la mal llamada "justicia de paz y reparación", pues según Varón, "es el mecanismo usado por Uribe para legalizar el paramilitarismo y expandirlo, pues hoy controlan a los vendedores ambulantes de Ibagué o se presentan en las vías nacionales como "salvavidas", programa guardabosques, red de informantes (sapos) y otras modalidades".

"La universidad, terminó diciendo, debe ser un campo de batalla pero de ideas y de crítica. Nos oponemos decididamente a esos asesinos, muchos de ellos, disfrazados de estudiantes".


Por su parte, Carlos A. Lozano Guillén, se refirió a la libertad de expresión, lo mismo que a la supuesta libertad de prensa, señalando que lo que dice la constitución sobre el particular, "es letra muerta, porque no se cumple".

Dijo que la libertad de prensa se viola constantemente y principalmente por las autoridades "legalmente" constituidas: "Ese derecho consagrado como inviolable en la constitución política de colombia no se respeta en el país. No solamente por las autoridades, aunque diría que son los principales depredadores de la libertad de información y de la libertad de prensa", destacó.

Sobre la experiencia del semanario VOZ en los 51 años de circulación, dijo Lozano Guillén: "No hemos contado con las garantías suficientes, ni con el apoyo del Estado y de las autoridades para poder cumplir con nuestra misión informativa. El asesinato de varios de nuestros periodistas, el anterior director y senador de la república, Manuel Cepeda Vargas, de corresponsales de varias ciudades del país, el encarcelamiento de varios de nuestros corresponsales, la intimidación para quienes difunden y venden nuestro periódico, son partes de esa persecución, testimonio que en Colombia no se respeta la libertad de expresión".

Sin embargo, según Carlos A. Lozano Guillén, no es el único problema: "Hay un problema que se ha logrado registrar con mayor fuerza en los últimos años: es el papel de los poderosos medios de comunicación. Medios que son propiedad de los grupos económicos o que hacen parte de los monopolios de la comunicación en colombia. Medios de comunicación que convierten las verdades en mentiras, las mentiras en verdades, en contar verdades a medias y en tergiversar la verdad de los hechos".


En tono enérgico y claro, el director de VOZ dijo: "No creo en la prensa neutral, eso no existe. Todo medio de comunicación tiene su ideología y su fundamento político". Agregó: "Eso es normal, nadie tiene por qué cuestionarlo, pero lo que sí hay que exigirle a esos poderosos medios es que al hacer el registro de los hechos, partiendo por supuesto de su ideología, de su fundamento político, se apoyen en la verdad, no distorsionen la realidad de los acontecimientos, porque eso desvirtúa el papel democrático de los medios de comunicación. En colombia los medios se han convertido en un lucrativo negocio de los grupos económicos y de los monopolios de la comunicación informativa".

El compañero Lozano Guillén, también hizo precisiones de la situación política nacional en el marco de la parapolítica, el terrorismo de Estado y las triquiñuelas que viene tomando Uribe para capotear la difícil situación que vive la nación. En primer lugar, se refirió al grave cuestionamiento de Uribe a los magistrados de la corte suprema de justicia, "para pretender convertir en víctima al señor Mario Uribe (su primo), quien es más bien victimario por sus nexos turbios y oscuros con el paramilitarismo en nuestra patria", subrayó.

"La crisis que vive la nación no es únicamente la relación de la clase dirigente nacional con el paramilitarismo y el narcotráfico, es mucho más profunda", indicó. "Por eso, agregó, desde la izquierda no podemos hacerle el juego a su reforma política que pretende el gobierno nacional con sus mayorías en el congreso de la república, dizque para resolver esta crisis de la llamada parapolítica".


Uribe señala que la crisis se puede resolver con la "seguridad democrática", "cuando es justamente la que ha estimulado y profundizado esta crisis y ha establecido justamente esos turbias relaciones y esos nexos del gobierno, de la clase dominante, de los partidos uribistas con el paramilitarismo y con el narcotráfico".

Frente a la crisis nacional el camarada Lozano Guillén dijo que era pertinente tomar medidas radicales y contundentes, enmarcadas en la asamblea nacional constituyente. Una constituyente profunda para la paz y la democracia, la cual debe estar precedida de hechos claros e inequívocos. Por ejemplo, la no segunda reelección de Uribe, cero privilegios, se fundamente y se haga realidad el intercambio humanitario y reformas estructurales, que implique atacar las causas que han originado el conflicto social y armado. Por ejemplo, la reforma agraria.

"Una verdadera asamblea nacional constituyente tiene que estar antecedida de hechos de paz y por eso debe ser precedida por un acuerdo humanitario que permita la liberación de todas las personas que están en cautiverio y que tiene que obedecer ello a una negociación entre el gobierno nacional y la guerrilla de las FARC", dijo.

Llamó, finalmente la atención Lozano Guillén, sobre las "cortinas de humo" del gobierno nacional para ocultar la gravedad de la crisis: "Apareció el ministro de defensa Juan Manuel Santos, diciendo que había que esperar la "FARC – Política" que dizque va a ser peor que la parapolítica. Con esa medida busca es silenciar los que se han atrevido a denunciar. Viene ahora con ese fantasma de la "FARC – Política" a pretender ejercer un chantaje contra el pueblo colombiano".


Lo que mejor puede hacer el gobierno nacional es permitir que se investigue el vicepresidente de la república quien está acusado por los mismos paramilitares del interés de éste de fundar el bloque capital de los paramilitares, subrayó.

La intervención fue ovacionada en varias oportunidades. Mañana (25 de abril) continúa el foro con otros panelistas.

Ibagué, abril 24 de 2008