domingo, 17 de febrero de 2008

"Si la guerrilla no existiera, Uribe se la inventaría"


El director del Semanario Voz, máximo órgano informativo del partido Comunista en Colombia, dijo ayer en Neiva que lograr un acuerdo humanitario mientras Álvaro Uribe Vélez sea presidente es una misión difícil de lograr. Carlos Lozano Guillén, en diálogo con DIARIO DEL HUILA, aseguró que las liberaciones anunciadas por la guerrilla de las Farc se han dificultado, debido al cerco militar que el Gobierno ordenó en las zonas donde se presume estos se encuentran.
Manifestó además que Ingrid Betancourt, quedará en libertad en menos de lo que se cree y criticó duramente a los medios masivos de comunicación por el papel que jugaron en la marcha del pasado cuatro de febrero. Manifestó que al país lo están polarizando entre quienes están con el gobierno y piensan distinto y que los que piensan distinto es por que están con las Farc.


El vocero de la izquierda colombiana, habló sobre su partido, sobre las diferencias ideológicas al interior del Polo Democrático, así como del papel que vienen cumpliendo el presidente de Venezuela Hugo Chávez y la senadora Piedad Córdoba.


Sobre la marcha que se viene promoviendo para el próximo seis de marzo, señaló que es la mejor oportunidad para volver a poner en la agenda de la opinión el tema del acuerdo humanitario, tras advertir que es la única manera de iniciar un proceso de pacificación en el país.

Desestimó la política de seguridad democrática que viene promoviendo el gobierno, al indicar que es un sofisma para ocultar la carrera armamentista que se viene acrecentando en el país. De la misma manera insistió en la negociación política como único camino para acabar con la violencia y alcanzar la pacificación.


¿Qué piensa el partido comunista a cerca de la posibilidad de un acuerdo humanitario entre Uribe y la guerrilla? "Tal y como están las cosas será muy difícil que una decisión tan importante se pueda concretar mientras Álvaro Uribe sea el presidente de Colombia. El acuerdo humanitario está en un punto crítico por que hay muchos inamovibles que impiden hacerlo y por eso la vía que se ha tomado con la ayuda del presidente de Venezuela Hugo Chávez y la senadora Piedad Córdoba, son las decisiones unilaterales de la guerrilla de dejar libres a los secuestrados".


Pero la guerrilla siempre planteó como única vía el canje. ¿Por qué cambia de la noche a la mañana su postura original? "Puedo afirmar que en ese cambio jugó un papel fundamental el presidente Chávez. Intuyo que logró convencer a los jefes guerrilleros de que era el momento apropiado para realizar gestos de paz, esto con la idea de generar un ambiente propicio para llegar a un acuerdo humanitario que es lo que ellos han venido planteando. Creemos que esas liberaciones unilaterales son válidas para ambientar un nuevo plan que contribuya a que todos los demás secuestrados queden libres".


La guerrilla anunció la liberación de tres políticos en su poder, entre ellos dos del departamento del Huila. ¿Es eso posible, cuándo se podrá dar concretamente? "Le aseguró que las liberaciones no tienen reversa. Le puedo decir que el proceso ya está en marcha, saber con exactitud cuando estarán estas personas de regreso resulta una situación muy difícil de establecer, dadas las condiciones que se vienen dando. Hay demoras en ese proceso, por que el presidente Uribe, ordenó a sus tropas rodear las zonas en donde se supone la guerrilla tiene a sus secuestrados y ante ese panorama todo se dificulta".


Se afirma por usted y por parte de la senadora Piedad Córdoba, que la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, próximamente quedará libre. ¿En qué bases soporta esa afirmación?


"Hay canales de comunicación que así no lo han permitido establecer. Ahora le creo a lo que dice la senadora Piedad Córdoba que es una persona que ha demostrado tener pleno conocimiento de los procesos que se han adelantado. Debo decir que la liberación de Ingrid no es algo difícil, lo que pasa es que los medios de comunicación se encargaron de convertirla en una ficha clave para las Farc, como en una especie de joya de la corona. Pienso que el intercambio humanitario no es el privilegio de una o varias personas, es el privilegio de lograr la liberación de todos. Si la liberación de Ingrid sirve para alentar la posibilidad de un acuerdo humanitario, hay que seguirle exigiendo a las Farc que lo haga, ese sería un camino adecuado para que todos regresen pronto a casa".


Hay especial interés en el Huila por la liberación de Gloria Polanco y Eduardo Beltrán, pero sorprendió que allí no apareciera el ex senador Géchem Turbay, que se supone es el más enfermo del grupo. ¿Qué puede estar pensando las Farc al mantenerlo cautivo?


"Esa es una situación que no había contemplado, pero pienso que la guerrilla hizo un compromiso serio con Chávez y le manifestó que liberaría a tres secuestrados, independientemente de su condición. No conozco las razones específicas por las cuales escogieron a estas personas, que según dicen están en precarias condiciones de salud. Lo importante es que las liberaciones se sigan presentando y que todos regresen pronto a sus hogares".


¿Qué piensa de la posibilidad de que Uribe pueda ser reelegido por tercera ocasión?

"Es una situación lamentable, no por la reelección en si, por que si una persona está funcionando bien, haciendo un buen gobierno, pues sería una posibilidad válida. Pero el problema con el presidente Uribe es que nos ha llevado a un punto de polarización y contradicción muy fuerte que no le conviene al país. En estos momentos Colombia necesita otros tipos de mensajes, de ambientes favorables a las salidas políticas y pacíficas; eso no lo garantiza Uribe".


Desde su punto de vista y partiendo de la ardua disputa que sostienen el presidente Uribe y el presidente Chávez ¿En qué se diferencia el uno del otro?

"Muy sencillo, Chávez está dirigiendo un proceso revolucionario de cambio, soportado en una filosofía bolivariana. El presidente Uribe por el contrario, no está liderando un proceso de transformaciones, sino de estrechez y contradicciones y lo más grave de poca reconciliación entre los colombianos".


El gobierno asegura que está derrotando militar e ideológicamente a las Farc, ¿Usted cree que esa afirmación tiene sustento?

"Hace cinco años la ministra de defensa de la época Martha Lucía Ramírez, le aseguró al pueblo colombiano que en 120 días la guerrilla quedaría derrotada y mire todo el tiempo que ha pasado. Aquí hay un repliegue obligado por la intensificación del Plan Patriota, se cambió la estrategia, pero la guerrilla está allí, y eso no se puede negar como pretende el gobierno".


Precisamente el gobierno colombiano de manera insistente señala que en Colombia no hay conflicto y que simplemente lo que hay son un grupo de delincuentes que se han dedicado a atacar a la población y las instituciones. ¿Cree que es esto cierto?

"Considero normal que el gobierno asuma esa postura, pero para nada le hace bien al país. Llevamos más de 50 años viviendo esta situación, para que de la noche a la mañana se pretenda negar la existencia de un conflicto armado. Eso no se puede desconocer y por ello es que las cosas han llegado a un punto en que todo está polarizado y eso es muy peligroso".


¿Cómo interpreta la marcha del pasado cuatro de febrero y la que se está organizando para el seis de marzo?


"La marcha del cuatro de febrero tenía un sustento y era generar opinión en contra de las Farc. Eso fue perfectamente planeado por el gobierno y los grandes medios de comunicación que se prestaron para ello. Tenían claro que una masiva movilización fortalecería al gobierno, y le daría fuerza a la política de seguridad democrática. Debo insistir en el tema de la polarización por que ese es el juego del gobierno. Muy sencillo el que está con el gobierno marcha y el que no es por que está con las Farc o es guerrillero, a ese punto hemos llegado. Sobre la marcha del seis de marzo, debo decir que antes de que los medios asumieran el manejo del asunto, tal y como se ha planteado ahora es que se había concebido la protesta. Era contra todos los actores violentos y contra los crímenes de estado sin resolver. Pero creo que esta debe ser aprovechada para avivar la idea del acuerdo humanitario, para trabajar por que esa propuesta no muera y por el contrario se fortalezca".


La guerrilla anunció que la iglesia y el gobierno español no pueden hacer parte del proceso que busca la liberación de los secuestrados ¿Qué opina de ello?


"Lamento mucho que eso hubiera ocurrido, pero con mucha sinceridad debo decir que se lo buscaron y de ahí la determinación de las Farc. Es que uno no entiende el doble papel de la iglesia, por un lado monseñor Luis Augusto Castro y el padre Echeverry haciendo todos los esfuerzos y manejando un discurso en favor de la liberación de los secuestrados y por el otro lado monseñor Pedro Rubiano, atizando y asumiendo una postura en favor del gobierno. Con todo respeto, uno no le puede andar poniendo una vela a Dios y la otra al diablo. Y lo mismo con España, pues mientras Francia y Suiza han solicitado independencia para poder actuar y han manejado con prudencia el asunto, España radicalizó su postura, eso es lo que ha venido pasando".


¿La política de seguridad democrática ha cumplido su objetivo, Cree que ese es el camino para la pacificación de el país?

"De ninguna manera. El gobierno está equivocado en ello y por eso es que la situación del país es tan preocupante. El gobierno no quiere el acuerdo humanitario por que considera que eso es lesivo para su política y lo que hay en juego son vidas humanas. Uribe antes que todo tiene un proyecto político ultraderechista y por eso pretende uniformarnos a todos. Recuerden que Hittler y Mussolini, lideraron procesos similares y movieron masas con la ayuda de los medios, de una efectiva estrategia de comunicación. Interpretando al doctor José Fernando Isaza, uno de los más ilustres empresarios del país, hoy rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, debo decir que si las Farc no existiera, Uribe se las inventaría. esa es la razón de ser de toda la estrategia de la política de seguridad democrática".


El partido Comunista, está inmerso dentro del Polo Democrático. Por estos días se notan divergencias ideológicas muy marcadas entre sus principales líderes. ¿Qué está pasando al interior del Polo?

"Tenemos un debate interno, normal dentro de una agrupación política en proceso de formación. El Polo está compuesto por varias coaliciones y matices, por eso es normal que esto ocurra. Lo que pasa es que desde afuera, sobre todo por la influencia de los grandes medios de comunicación, están estimulando eso, para crear unos odios internos y así dividirnos. Eso hace parte de la estrategia de polarización en el que está empeñado este gobierno. Estamos superando estos problemas y vamos a seguirnos fortaleciendo como una alternativa de cambio para el pueblo colombiano. Es cuestión de lograr acuerdos programáticos y definir idearios de unidad".


¿El partido comunista existe en Colombia, cómo está?

"Evidentemente que existe, está haciendo parte del Polo Democrático. Tenemos un senador, un representante a la Cámara y ahora volvimos a tener un concejal en Bogotá. Tenemos una presencia nacional, a pesar de la guerra sucia y del terrorismo de estado que nos ha eliminado muchos de nuestros dirigentes".


¿Qué se necesita para que Colombia alcance la paz?

"Definitivamente entender que no es a través de la fuerza de las armas y de la confrontación el camino indicado. La única vía clara es la solución política negociada, sobre la base de fortalecer la democracia y de generar un nuevo orden político, económico y social".


FABIÁN HERNÁNDEZ